¿PARA QUIÉN?

BUSCANDO EL EQUILIBRIO

El Yin y el Yan de la Vida: La vida esta llena de contrastes y de opuestos:

claro – oscuro, noche – día, frio – calor, quietud – movimiento, y el equilibrio entre ellos crea la armonía en El Universo.

Las personas que practican Yoga de forma dinámica (asthanga, vinyasa,,), trabajan especialmente con la parte YAN del cuerpo que son los músculos; pero esto es solo la mitad de nuestro organismo ya que también estamos formados por el tejido conectivo  (fascia), los ligamentos, los tendones y los huesos, que forman la parte YIN de nuestro cuerpo y equilibran y completan el trabajo muscular del yoga más activo.

Añadir un aspecto Yin o mas tranquilo a nuestra practica de yoga, nos da la oportunidad de compensar la actividad que la vida nos impone, tanto en el aspecto físico como mental y emocional

Si buscas el equilibrio la armonía y la calma para progresar en tu práctica y en la vida, este taller te ayudará a compensar el trabajo más físico y activo con el más inmóvil, meditativo y sutil del yoga.

¿EN QUE CONSISTE?

“El yoga del silencio, la aceptación y la rendición”

El Yin yoga forma parte de la tradición original del Hatha yoga. Las secuencias trabajan distintas partes del cuerpo que activan determinados órganos y centros de energía. Las posturas o asanas se mantienen de forma prolongada otorgando así el tiempo necesario para conectar con las aspectos mas meditativos de la práctica y movilizando y fortaleciendo las articulaciones los ligamentos y las redes fasciales internas.

Comenzaremos hablando del origen del Yin Yoga y de los principales aspectos en los que se basa esta práctica de Hatha Yoga.

Nada mejor que la práctica para sentir las diferencias entre Yan y Yin yoga, por lo que en la primera parte trabajaremos asanas de Hatha Yoga más dinámico observando el trabajo muscular del cuerpo, para pasar después a una practica Yin donde los músculos se relajan revelándose los aspectos más profundos del yoga.

Un viaje a tu Yin-terior