Úrsula Giovanna

Mi primer contacto con el Ashtanga yoga fue en 2004 gracias a un buen amigo que me lo recomendó como “algo que tenía que probar”. Él estaba estudiando con Borja Romero-Valdespino. Animé a mi madre a que probara una clase conmigo, nos fuimos a la calle Juanelo donde anteriormente estaba situado ASHTANGA YOGA MADRID. Tomamos una clase guiada y la verdad, me pareció una práctica bastante intensa. Al salir de allí sólo sabía que iba a volver. Sin duda mi cuerpo me había agradecido ese momento, y mi cabeza sabía que por ahí había una nueva puerta que abrir. No os voy a engañar, no fue amor a primera vista. Mi relación con el yoga ha sido gradual, como el amor del bueno, que cada vez te ilumina más y te da más sin tú esperar eso.

En esos momentos estaba terminando mi carrera de Periodismo que compaginaba con mi otra parte profesional que es la música. Cuando vi que me llevaba mi mat a cada bolo ya fuera en Badajoz o en Moscú, que era casi tan importante facturar la mat como la maleta, ahí es cuando me rendí ante el yoga. Había transformado mi vida y se había ganado una parte esencial de mi día a día.

Han pasado 12 años del primer momento en que entré en contacto con el Ashtanga. El yoga ha sido un regalo que la vida me ha dado y esa gratitud son mis ganas de poder transmitir lo que hasta este momento he aprendido con mi maestro Borja Romero-Valdespino y grandes profesores como Sara Menéndez, Sussan Mayer, Alexia Pita y Carmen Yague. También he tenido la suerte de haber aprendido de otros maestros del Ashtanga Yoga como David Williams, Tomás Zorzo, Mark Robberds, Gabriella Pascolli, Kino MacGregor y Anurag Vasallo.

El Ashtanga te cambia la vida porque te da la vuelta como a un calcetín. Libera a la mente a través del cuerpo, te deja espacio, te enreda, te desenreda, te prueba, y te invita con constancia cada día a este bonito camino de crecimiento que sé cuando empezó y con certeza sé que no tiene fin.

Recientemente he finalizado la formación en Yogaterapia con el doctor Miguel Fraile. La YOGATERAPIA es la aplicación médica y terapéutica del Yoga desde la vertiente orgánica, psicoanalítica y bioenergética.